Ordenar por

Cillar de Silos

Cillar de Silos

Del Silos del XVII a Quintana del Pidio en 1970

Fundada en 1994 por Amalio Aragón junto a sus hijos, los orígenes se remontan a 1970 cuando el padre comienza a adquirir pequeñas parcelas a viticultores vecinos, con la ilusión de algún día elaborar un vino de Quintana de Pidio. Cuando decide crear su propia bodega la llama Cillar de Silos en homenaje al monje que se encargaba históricamente de la intendencia en el Monasterio de Silos. El cillero, era el encargado de organizar la despensa o cillería, con el vino y los alimentos necesarios para el día a día de los religiosos.

Según tradición, el aprovisionamiento de vino para la orden durante el siglo XVII se hacía en Quintana del Pidio. Como testimonio de este hecho histórico que acredita el linaje vitivinícola del pueblo, la familia Aragón García optó por el sonoro nombre de Cillar de Silos para designar sus vinos y bodega.

Además, Cillar de Silos cuenta con una bodega subterránea que data de finales del S. XVII. Las condiciones naturales de humedad y temperatura (entre 11,5º y 12º C) son constantes durante todo el año y las idóneas para que los vinos finalicen el proceso de envejecimiento en botella.
 

La familia Aragón está relacionada históricamente con el vino y con la tradición de trabajar con los mejores frutos de la zona desde hace muchos años. Aunque la bodega se inauguró en 1994, desde 1970, Amalio Aragón ya empezó a comprar pequeñas parcelas de alta calidad, esperando que en algún momento pudiera cumplir su sueño de convertirse en viticultor. La primera cosecha de Cillar de Silos fue la de 1995.

Actualmente, tres de los hijos de Amalio se encuentran al frente de la bodega: Roberto Aragón es el gerente, además de ser el responsable de la parte comercial de la Bodega; Óscar Aragón, quien se formó como enólogo y ahora es el director técnico y responsable de la viticultura y elaboración de los vinos de Cillar de Silos; y Amelia Aragón, que se encarga de la exportación alrededor del mundo.

En esta Bodega familiar están orgullosos de sus viñas y de la pasión por la tierra, teniendo una variedad que se sitúa entre las más reputadas del mundo: la tempranillo.

La búsqueda de viñas viejas con una continua inversión en el viñedo, es el hecho diferencial de la familia Aragón. No dejamos de lado la apuesta por las nuevas tecnologías y las mejores barricas del mercado para nuestra Bodega, sin olvidar el legado que hemos recibido de las generaciones anteriores.

En Cillar de Silos producimos dos gamas de vinos, donde solo utilizamos uva de nuestros propios viñedos:

  1. Los vinos de Cillar de Silos (Rosado de Silos, Joven de Silos y Cillar de Silos Crianza).
  2. Los Terruños de Cillar de Silos (Torresilo, Flor de Silos y La Viña de Amalio).